Ir al contenido principal

Entre pobreza y porvresa

“A veces temo que la gente de los países ricos haya olvidado a tal punto lo que quiere decir ser pobre que ya no podemos sentir o conversar con los menos afortunados. Debemos aprender a hacerlo.”
Charles Percy Snow


Aunque la lectura fue impecable, y el dato del INEGI es correcto (aunque la metodología de medición sea diferente a la de otros países del OCDE), el señor Peña olvida señalar que hoy en México dos terceras partes del empleo está en actividades ilegales (informales les llama la burocracia encargada de la administración de la mediocridad) y que esos empleos no cuentan con los “beneficios” de seguridad social.

El empleo de personas para vender tamales o panes desde las 5 a.m. es una realidad lacerante de nuestra ciudad, pero la “ocupación” de los jornaleros migrantes, de familias completas que en campos de siembra (estilo campos de concentración nazis) tienen jornadas que van desde la 6 a.m. hasta las 20 o 22 horas, con apenas unos minutos para tragar un plato de frijoles y unas tortillas, sin autoridad que sea capaz de interceder en su favor.

La pobreza de los trabajadores mexicanos (de todos) no es algo que se haya gestado de unos años, es una circunstancia que desde mediados del siglo pasado, sistemática y metódicamente las administraciones gubernamentales (todas) han permitido, solapado e incluso animado.

Hace unos días hablé de la industria automotriz y los niveles de empleo que en ella se “ofrecen” del mercado interno y el “fortalecimiento” que se pretende, mientras la realidad del consumo nacional se realiza en condiciones económicas marginales, mientras 28 por ciento de la población subsiste en una economía de autoconsumo y más del 10 por ciento de ella no le alcanza para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, el titular del ejecutivo federal se congratula, se auto regodea y se deleita con haber alcanzado 5.2 por ciento de desempleo (en sus mediciones) y “estar avanzando hacia la competitividad económica que demanda el mundo”  SALUD

Estamos agradando al resto de las economías, estamos haciendo de nuestra economía el país que el resto del mundo quiere, estamos olvidando las verdaderas necesidades locales para lograr el deleite y congratulación de nuestros socios comerciales.

Mientras Brasil reconvirtió su incipiente desarrollo industrial hacia adentro y China ahora voltea a ver las necesidades locales, México se encarga de llevar teléfonos celulares, refrigeradores y automóviles a las economías desarrolladas de la OCDE.

Las políticas públicas en materia de desarrollo económico están puestas en la cantidad de recursos del extranjero que van a venir a nuestro país para generar “crecimiento económico” para después propiciar el desarrollo, mientras que economías emergentes pusieron y ponen sus esfuerzos en el desarrollo local para que ello atraiga a los capitales que consolidarán el crecimiento.

Para México, las reglas del juego se agotaron y que urgen nuevas reglas para caminar hacia un futuro donde todos quepamos, y el camino de la autocomplacencia gubernamental (respecto de lo bien que lo estamos haciendo) dejó de ser el camino de los mexicanos.

Hace algunos años (antes de la llegada de este siglo) nos decían que una vez consolidado el crecimiento tendíamos desarrollo económico, Fox convenció a amplias capas de la población con lograr crecimientos del 7 por ciento anual (y no lo logró ni acumulando todos los años de gobierno), Calderón se autoproclamó el candidato del empleo y al final sólo empleo a sus amigos y esta administración nos promete la modernidad a través de las reformas innovadoras, pero casi todas esas reformas están tan mal hechas o quedan tan mediocremente confeccionadas que terminaremos la administración con nuevas leyes, pero sin haber crecido y menos desarrollado la economía nacional.

Ya hoy la primera gran reforma (la laboral) está absolutamente rebasada y lejos de los 350 mil empleos que generaría este año, la tendencia es inercial y para allá ven las otras grandes reformas propuestas.

Así pues la porvresa de nuestros administradores es de tal magnitud que en su cultura de la mediocridad cualquier cosa que parezca buena para ellos, deberá ser buena para el resto de los mexicanos, no tienen la menor idea de lo que México y los mexicanos necesitan, pero a pie juntillas consideran que lo que el mundo espera de México, es lo mejor para los mexicanos.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inocentes

Dicen que Herodes, enfureció tras enterarse del nacimiento del futuro Rey de Israel y (este día) ordenó a sus soldados que mataran a todos los niños menores de dos años de la ciudad de Belén y alrededores para así asegurarse de que muriera el anunciado Mesías; dicen que esa fecha trágica de la fiesta religiosa, se convirtió en la celebración pagana del Día de los Santos Inocentes (que por cierto en algunos países anglosajones puede semejarse al Fools' Day (el "día de los tontos", el 1 de abril).
En México se dice que el gobernador de Chiapas, Julio César Ruiz Ferro, junto con el secretario ejecutivo del Consejo estatal de Seguridad, Jorge Hernández Aguilar, sobrevolaron la zona de Acteal el día de la masacre (22 de diciembre de 1997) y gritó algo así como “ahí tienen su día de los santos inocentes
También se supone y se afirma que el 28 de diciembre de 1960, Salvador Nava y Gonzalo N. Santospactaron” una salida digna al primer movimiento ciudadano del México moderno, de…

Cuando la pendejez desborda

Los huachicol o guachicol, derivan de cuaches o guaches que eran un grupo de guerreros de los wixárikas o wixáricas (que ahora se denominan o conocemos como huicholes) este grupo se pintaba de rojo (colorado con barro de las regiones de Zacatecas) para atacar a sus adversarios, así (como grupo) fueron vendidos para realizar trabajos en los ingenios de la Huasteca (potosina y veracruzana)
En esa actividad, tras la molienda de la caña de azúcar, ellos agregaban alcohol de caña a las tuberías y obtenían un destilado (muy azucarado) que servía para endulzar infusiones de canela, naranja o ciruela y que les “nublaba el entendimiento” (los emborrachaba) eran pues adulteradores de alcohol.
En alguna derivación de esas poco entendidas, el Guanajuato (específicamente en los ductos de Salamanca, algunos grupúsculos de personas de la calle (entre ellos algunos indígenas) se obtenían pequeñas cantidades de combustible para generar calor (y luz) a esos desamparados y por relación los nombraron huach…

Cállate Chacha Lacra

A chente se le conoce como El Golondrino, impuesto por su padre, relacionándolo con un buey de ese nombre que mugía muy fuerte y feo o Mr. Fox, El Internacional y El Grandote que le impuso la cadena regional de Diarios AM, también Ernesto Arroche lo llamó Bisonte, por lo grandote y cornudo, dado que era pública la relación de su esposa (Lilian) con un empresario local.
Durante las campañas para ser gobernador de Guanajuato, un grupo “empresarial” bajo la razón social de Unión Social de Empresarios Mexicanos que encabeza Lorenzo Servitje, aglutinó empresarios locales (guanajuatenses) de León, Irapuato, Celaya; y de entidades como el Distrito Federal, Puebla, Chihuahua, Jalisco, Nuevo León, Yucatán, Campeche y Sonora; que lo financiaron de manera directa mediante la sobrefacturación en sus actividades empresariales.
Para la campaña de presidente de la república (que inicia desde junio de 1997) una vertiente de financiamiento viene de ese mismo grupo, pero los apoyos a favor de Fox se ampl…