Ir al contenido principal

Aplazar para cumplir


A dormir mientras se puede, pues después alargamos el plazo

Hace semanas circula en redes sociales la imagen del Senador de la República Omar Fayad Meneses, dormido en “su” curul, él es parte del grupo parlamentario del PRI, es presidente de la Comisión de Seguridad Pública e integrante de otras tres comisiones del senado, supongo que esas responsabilidades le permiten tener un cubículo con espacio suficiente para un silloncito cómodo en donde puede descansar sus ojitos y hasta su cuerpecito, pero prefirió realizarlo en pleno salón de sesiones.  SALUD

Encuentro hoy divertidas declaraciones del “señor” senador respecto a la justificación para aplazar un año el proceso de cerificación de los cuerpos policiacos del país, dice “nos parece muy injusto, que los policías pierdan su empleo, por causas no imputablesSALUD

No me imagino que la “valoración” de ese senador de la república haya sido realizada a título del órgano legislativo en su conjunto (aunque parece que ya esa “institución” aprobó aplazar un año el límite para que las policías sean sujetas a control de confianza) luego señaló "Son muchas cosas que el programa adolece hoy y que se les trata a todos a tasa rasa, y en esa tesitura hemos perdido extraordinarios policías porque no pasaron el polígrafo y hemos adquirido a una bola de maleantes que han estado involucrados con las bandas del crimen organizado, porque sí tienen el temple para pasar el polígrafo" confundiendo CONTROL DE CONFIANZA con POLÍGRAFO.  SALUD

No se si en sus sueños en su curul se imaginó que el polígrafo es el control de confianza o simplemente a partir de su nivel de hombre de estado, pretende hacer creer a la población en su conjunto que son sinónimos, aunque si estoy totalmente seguro que ni en sueños lo son.

En esencia usa un argumento falaz para convencernos de que su trabajo legislativo es por el bien de México y además excluye de responsabilidad a quienes no cumplieron con el plazo fijado por ley para realizar los EXÁMENES DE CONFIANZA a los miembros de los cuerpos policiacos del país, pues no hay imputabilidad.  SALUD

Sus declaraciones se dan en Ciudad Victoria, Tamaulipas; en donde por cierto sólo el 46 por ciento de los miembros de los cuerpos policiacos estatales, han sido sujetos al polígrafo (no se si  se estructuró el expediente correspondiente al control de confianza o ahí sólo el polígrafo sea la prueba de control de confianza) pero todas las autoridades de ese estado, responsables de haber realizado un trabajo que les fue mandatado desde hace cuatro años ya fueron exoneradas por el señor Fayad pues “no hay imputabilidad”  SALUD

Como también son exoneradas de responsabilidad todas las autoridades de los estados de Baja California Sur, Guerrero, Chihuahua, Jalisco, Quintana Roo, Yucatán y México en donde el avance en el CONTROL DE CONFIANZA (o en el polígrafo) es de entre 25 y 50 % en policías.

Pero en la total indolencia de la administración (Sistema Nacional de Seguridad) y de la legislatura, sigamos DURMIENDO EN EL CURUL total después alargamos el plazo para cumplir después con el trabajo por el que cobran, y si se puede, pues NO HAY imPUTAbilidad, ni RESPONSABILIDAD

SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…