Ir al contenido principal

México está en recesión

En el mejor de los casos es una recesión leve, pero recesión al fin, de hecho los indicadores de crecimiento del PIB desde el primer trimestre del año pasado son verdaderamente desalentadores y a pesar de todos los esfuerzos mediáticos realizados desde los órganos administrativos y sus satélites, no se puede ocultar el debilitamiento de la capacidad del sistema para crecer.

La serie desestacionalizada del PIB de tendencia ciclo que elabora el INEGI revela que en el segundo trimestre de 2013 la economía cayó 0.44% en comparación con los tres meses anteriores, cuando acumuló una contracción de 0.02% y estos dos únicos datos bastarían para declarar un proceso recesivo de la economía, sin embargo la autoridad financiera nacional se ha resistido a realizarlo.


En términos mediáticos, tanto la SHCP como Banxico han hablado y escribido (así) de un proceso de aletragamiento en el crecimiento económico y han señalado como principal causa de este a factores internacionales (SALUD) sin considerar elementos intrínsecos de nuestra economía.

Una serie desde el primer trimestre de 2011 muestra en el mejor de los casos que la economía nacional viene perdiendo dinamismo desde el primer trimestre del año pasado y que no hay mejores expectativas para el futuro mediato.

De hecho, la SHCP hace unos días señaló que se espera un crecimiento para este año del 1.8% bajo el supuesto de que a partir de este trimestre iniciaría una reversión de la tendencia, situación que incluso para los más optimistas MUY DIFÍCILMENTE se observará.

Parece que para los responsables de las finanzas públicas nacionales es más fácil negar la realidad que afrontarla, para el IMEF el riesgo de no enfrentar con medidas anticíclicas esta situación, llevaría a una progresiva pérdida de competitividad y (por lo tanto) a la profundización de la crisis, de hecho ya estiman en crecimiento económico de México para este año por debajo de lo estimado por hacienda (en 1.5%) Y YO CREO QUE SE QUEDARON CORTOS.

En la situación actual, con una demanda interna contraída y con muy poca expectativa de que la demanda externa se incremente en el corto plazo, una expectativa de crecimiento más allá del 1 por ciento en este año es muy optimista, pero como dicen en mi pueblo “la realidad es más necia que la buena voluntad

Para el mismo IMEF, este nivel de crecimiento económico implica mayores niveles de desempleo y mayor contracción de la demanda interna, para ellos además, ni la “reforma financiera” ni la “reforma fiscal 2014” permiten suponer políticas anticíclicas, es más califican a algunas de ellas como procíclicas.

En realidad, la economía mexicana está detenida precisamente por la falta de acciones de fortalecimiento del mercado interno y la apuesta a un cambio legislativo.

Mientras se considere más importante la apariencia que la realidad, mientras se sustente el crecimiento económico en expectativas de orden subjetivo y mientras se abandone el diagnóstico sustancial, para atender el ímpetu modernizador, estaremos tejiendo ilusiones, pero mientras permitamos que esos administradores de la política pública sigan empecinados en sus “modernización” a partir de reformas legales, en lugar de dedicarse a desarrollar políticas adecuadas a la legislación actual, no tendremos capacidad de crecimiento.

Esas medidas legales llegarán y después de algunos años (como en el caso de la “reforma laboral” no tendrán frutos y habrá que inventar nuevas y México permanecerá en "estado de aletargamiento" económico, como les gusta decir a esos administradorcitos.

SALUD

También puede ver:


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…