Ir al contenido principal

La Hermandad, ahora en la PFP

Por ahí andan diciendo que la Policía Federal, se convirtió en puerta abierta a delincuentes, dicen que “La Hermandad” (legendaria cofradía suficientemente documentada en diversas ocasiones, pero quizá este sea el mejor de todos en el internet) surge desde mediados de los 70 en la policía del DF y se fortalece (extiende sus brazos y agremiados) durante la administración de Arturo “El Negro” Durazo.

A la llegada de Cárdenas al Gobierno del Distrito Federal en 1997, La Hermandad estaba consolidada, de hecho Alejandro Gertz Manero y los hermanos Miguel Ángel y Jesús Ignacio Carrola (como lo dije antes) son los representantes de esta organización delictiva en el gabinete del primer gobierno del cambio del DF.

Desde entonces se encapsuló su poder y con acuerdos cupulares se les garantizó por una parte impunidad y por la otra la posibilidad de seguir operando, sin ser molestados siempre y cuando mantuvieran el “orden” en la ciudad y en el cuerpo policiaco, de hecho diversos estudios serios sobre la actividad delictiva en el DF, pese a mostrar clara tendencia a la baja desde 1998 y hasta la fecha, se mantiene en niveles muy altos (aun comparada con otras entidades federativas del país)

En 2002, cuando Manuel Mondragón y Kalb es nombrado Subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, recae en él dar seguimiento a la queja ciudadana y “canalizar” esa demanda a través de los causes institucionales para ser atendida.

Desde entonces tiene contacto por un lado con los mandos de La Hermandad (para pactar el “tratamiento” que debía darse a cada denuncia y la “presentación” de inculpados de manera casuística, para calmar las ansias de justicia), de acuerdo con un reporte elaborado en 2006 (para la entrega recepción del gobierno de López Obrador al de Ebrard) ”La Hermandad se encontraba absolutamente controlada, encapsulada en las delegaciones Venustiano Carranza e Iztacalco –con alguna presencia en Iztapalapa”, aunque en la realidad controlaban TODAS las delegaciones periféricas del DF (Xichimilco, Tlahuac, Milpa Alta, Tlalpan, Cuajimalpa y Magdalena Contreras) así como parte importante de Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc.

De hecho, para principios de 2004 tras la llegada de Joel Ortega a la Secretaría de Seguridad Pública del DF, en una reunión en la zona territorial de Gustavo A. Madero, Ortega instruyó a los mando para que “evitaran” que “viejos” miembros de la corporación “contaminaran” las acciones que se estaban desarrollando.

Antes que Ortega fuera ratificado por Ebrard en la SSPDF, Mondragónintenta vender” al jefe de gobierno una propuesta para “el control de las organizaciones mafiosas al interior de las corporaciones policiacas (incluye a la PBI) y documentar actos indebidos de los cuerpos de seguridad del estado (así)” sin embargo Ebrard le da largas y finalmente lo nombra en la Secretaría de Salud.

Sin embargo, tras los desafortunados sucesos del News Divine, Mondragón llegó a dicha secretaría y retomó los hilos de La Hermandad, (de hecho controla directamente todos los expedientes de quejas contra miembros de las corporaciones policiacas al crear un área dependiente de él en las oficinas del Secretario) y a partir de ello controla a La Hermandad.

Ahora bien, dice Álvaro Delgado en su reportaje especial del 6 de junio en Proceso, que La Hermandad está de vuelta y lo está en la Policía Federal, como a mi no me enseñaron a pensar en casualidades, debo suponer que el autor de esa investigación (profusamente documentada) ahora está tratando de vincular ese regreso con los acontecimientos recientes en el DF, es decir, con el quiebre en el status quo que se dio a partir de hace un mes que “desaparecieron” unos muchachos (miembros de una de las pandillas) de tepito.

Vamos pues a Eculubrar (así) respecto de estos acontecimientos, lo que me lleva a suponer que desde la Policía Federal, se intenta recuperar el control de las actividades delictivas del Distrito Federal y que ello implica controlar a las “bandas criminales” (como las denomina de manera oficial la SSPDF) más aguerridas y “negociar” con los capos (que según la SSPDF no existen aunque hayan sido procesados y sentenciados por ello) es la tarea que estará realizando La Hermandad para lograr el debilitamiento del contrario.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…

Desastres naturales vs desastre gubernamental

Dos movimientos telúricos en un lapso de menos de 15 días el primero, el mayor que se haya sentido en México desde que se tiene registro de ellos y el segundo (cuando menos que yo recuerde) el primero con esa magnitud en tierra firme, uno as unos kilómetros de Chiapas y el otro en los límites de los territorios de Puebla y Morelos.
El primero día siete de septiembre, que actuó contra poblaciones del sur del país, causando el mayor daño en el Istmo de Tehuantepec, en una ya muy de por sí olvidada y depauperada zona; apenas habían reaccionado nuestros “ilustrísimos” personajes públicos y estaban realizando (o cuando menos eso decían) los censos de daños (como si un censo sirviera para algo) y un nuevo cataclismo que me hizo recordar (de manera vívida) una imagen satelital que mostraba la devastación causada en Managua por un sismo de 6.5 grados Richter a unos Kilómetros de esa capital Centroamericana en 1972 y pensar en la inmensa pérdida humana, material y financiera que podría ocasiona…